Search
  • claraperez457

El gobierno advierte a estudiantes extranjeros actualizar información de sus visas




Los estudiantes extranjeros con visa F1 que hayan experimentado cambios en el Período de Entrenamiento Práctico (OPT) y se encuentren desempleados, “deberán actualizar” cuanto antes la información para evitar la acumulación de tiempo ilegal en el país, advirtió el servicio de inmigración.


“Debido a que excederse de los límites de desempleo pudieran resultar en la pérdida del estatus, les recordamos a los extranjeros F-1 que participan en el programa OPT y a sus oficiales escolares designados (DSO), que deben actualizar la información, incluidos los datos de desempleo, en el Sistema de Información de Estudiantes y Visitantes de Intercambio (SEVIS)”, dijo la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) en su página digital.


La agencia precisó que de acuerdo con regulaciones federales, los extranjeros F-1 “deben notificar cualquier cambio en su información personal o laboral en un plazo de 10 días”.


A su vez, indicó, los oficiales escolares que supervisan a los estudiantes extranjeros “deben actualizar los datos de SEVIS con la información del extranjero en el plazo de 21 días”.


“Este recordatorio ayuda a asegurar que los extranjeros F-1 y los DSO cumplan apropiadamente con los requisitos existentes”, añade la advertencia.

Demasiado severos


Abogados consultados por Univision Noticias señalan que la postura de la USCIS con los estudiantes extranjeros F1 es demasiado “severa”, sobre todo teniendo en cuenta la pandemia del coronavirus que desde marzo ha afectado a millones de trabajadores.


“El gobierno tiene una actitud agresiva y está tratando de ser demasiado estricto con este grupo de inmigrantes legales”, dice Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas (Texas). “Quieren evitar que toda persona tome ventaja del sistema. Pero de una manera exagerada”, apuntó.


La agencia federal dijo además que los extranjeros bajo el estados de no inmigrante F-1 y los DSO “deben asegurarse de que la información sea ingresada oportunamente en SEVIS, de manera que el registro del extranjero esté al día y refleje los datos de empleo actuales”.


“SEVIS contará cada día que no tenga información sobre el empleador hacia la cantidad total de días de desempleo permitidos”, precisó.


En el caso de no actualizar la información dentro de los plazos establecidos, la USCIS dijo que el estudiante podría enfrentar los siguientes escenarios:

  • Si el extranjero excede los límites de desempleo y, por lo tanto, no cumpla con mantener el estatus de no inmigrante F-1, queda expuesto a ser deportado, a menos que esté, de otra manera, en un periodo de estadía autorizada;

  • El SEVP proceda a cancelar la participación del estudiante en el programa si ha excedido los límites de desempleo;

  • La USCIS inicie un procedimientos de revocación del permiso de trabajo (EAD) si el estudiante ha excedido los límites de desempleo, y;

  • Excederse de los límites de desempleo afectará negativamente las peticiones de beneficios migratorios futuros presentadas ante USCIS.

La última amenaza


En julio el gobierno anunció un plan para no permitir que estudiantes extranjeros con visas tipo F1 y M1 reciban clases en línea este otoño y que en caso de no registrarse en clases presenciales deberán irse del país o podrían enfrentar procesos de deportación.

La iniciativa, de haberse implementado, “pudo tener un impacto devastador en los estudiantes internacionales, los trabajadores y universidades estadounidenses y nuestra economía”, señaló una organización bipartidista de investigación y defensa de la inmigración.


Los afectados por la política iban a ser estudiantes portadores titulares de visas F-1 y M-1, quienes en caso de no poder transferirse de escuela o tener clases presenciales, tendrán que hacer las maletas o enfrentar un posible proceso de deportación por presencia indocumentada, advirtió el New American Economy (NAE).


En el año fiscal 2014 “hubo casi 1 millón de estudiantes con visas temporales F-1 y M-1, lo que representa cerca del 5% de toda la población estudiantil postsecundaria”, revela un estudio de la organización.


El reporte añade que los alumnos extranjeros internacionales generan aproximadamente “$32,000 millones en ingresos económicos anualmente” y ayudan a generar más de 300,000 empleos.


Otro dato relevante indica que los estudiantes internacionales generan un impacto económico significativo en los estados afectados por la última recesión. “Apoyan más de 13,400 empleos en Michigan y más de 20,300 empleos en Pennsylvania”, y que los aportes se mantienen de manera constante.


“Aunque representan solo el 5% de todos los estudiantes en colegios y universidades de Estados Unidos, los alumnos extranjeros gravitan hacia los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, o STEM, produciendo una gran cantidad de patentes y adquiriendo habilidades que ayudan a nuestros empleadores a innovar y competir”, añade el informe.


El estudio indica que “también gastan decenas de miles de millones de dólares como consumidores, apoyando a las empresas locales”. Y que empresas que fundaron, tales como Google, Yahoo! y Trulia emplean a cientos de miles, sino millones de trabajadores estadounidenses”.


Días después del anuncio y ante una oleada de criticas, el gobierno echó pie a tras con la medida.

Cada vez más lejos


La pandemia y las estrictas regulaciones implementadas por el gobierno están alejando a los estudiantes internacionales de las universidades estadounidenses. Un reporte del USA Today publicado este miércoles revela que cientos de miles de alumnos extranjeros huyen de los centros de estudios por el fracaso del país para contener la propagación del covid-19, la suspensión de clases presenciales y un gobierno cada vez más hostil.


La crisis ha puesto en juego miles de millones de dólares que los estudiantes internacionales gastan anualmente en el país, más el capital intelectual de tener a muchas de las mejores y más brillantes mentes del mundo educadas en Estados Unidos, agrega el reporte.


El diario dijo que casi 1,100,000 estudiantes extranjeros llegaron al país para asistir a programas universitarios o de capacitación práctica, según el último informe Open Doors del Instituto de Educación Internacional, que respalda el Departamento de Estado.

Esos estudiantes gastan más de $40,000 mil millones al año, según el último informe que analizó el ciclo escolar 2018-2019.


La mayoría de los estudiantes registrados en el último ciclo de estudio provienen de países que han logrado mejores avances que Estados Unidos en el combate al coronavirus.


A pesar de los datos favorables y aportes que brindan los programas de estudiantes extranjeros a las universidades y la economía estadounidense, la Casa Blanca no detiene la implementación de las políticas migratorias del presidente.


Durante el año fiscal 2018, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) registró 1,862,828 admisiones de extranjeros con visa F1.


Fuente: Univision

0 views0 comments