Search
  • claraperez457

El gobierno reconoce demoras en trámite y entrega de permisos de trabajo



Los extranjeros que tramitan y esperan que les llegue la Autorización de Empleo (EAD) deberán armarse de paciencia porque los trámites se están demorando en algunos casos hasta 13 meses, es decir unos 390 días.


“Antes la espera era de unos cuatro meses”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami (Florida). “Pero en los últimos gres años hemos visto un aumento considerable en el tiempo de procesamiento”.


La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) reconoce las demoras y asegura que el problema se encuentra en “la producción de ciertos documentos”, entre ellos el permiso de trabajo, técnicamente conocido como formulario I-766).

La agencia dijo además que el atraso en el proceso se debe a la pandemia del covid-19, pero no ahondó detalles respecto a cómo la epidemia ralentizó el proceso de adjudicación y envío del documento.

Daño colateral


La demora en la entrega de permisos de trabajo también afecta el programa de verificación de empleo (E-Verity), sistema que voluntariamente utilizan empleadores a nivel nacional para averiguar el estado migratorio de sus trabajadores.


El proceso se lleva a cabo por medio del formulario I-9. “Pero para completar la verificación se necesita la tarjeta de autorización de empleo (EAD)”, dice Guerrero. “Aunque en algunos casos el empleador puede que acepte el documento que demuestra que el permiso fue autorizado y el trabajador aguarda que le envíen la tarjeta”.


No en todos los casos. “Hay tanto miedo que los patronos, ante el riesgo de ser multados, no están permitiendo que el trabajador comience a laborar hasta que llegue la tarjeta”, dice Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles (California).


En el caso de las renovaciones, Gálvez explicó que “una vez el servicio der inmigración aprueba el trámite, envía una carta al peticionario informándose que la nueva tarjeta está siendo procesada y la letra pequeña del documento indica que la fecha de expiración de la vieja tarjeta se extiende automáticamente por 180 días”.


La espera que a partir de diciembre los procesos comiencen a normalizarse.


La USCIS también dijo que los extranjeros que tienen aprobado el formulario I-797 emitido entre el 1 de diciembre del 2019 y el 20 de agosto de 2020, aunque no les haya llegado el permiso de trabajo, pueden laborar legalmente. Y que los empleadores que acepten esta noticia de aprobación deberán verificar a estos empleados antes o el 1 de diciembre del 2020.

El primer aviso


Los atrasos en la agencia no son nuevos. A mediados de julio Univision Noticias reportó que la reducción de ingresos debido al temor que las solicitudes de beneficios sean rechazadas por la nueva regla de carga pública, la emergencia de salud decretada en marzo por la pandemia del coronavirus y la cancelación de servicios para evitar contagios por covid-19, tenían a la USCIS sumida en un problema que no sabe cómo resolver.


La situación se volvió más compleja a mediados de junio cuando la agencia federal no pudo renovar contratos de producción de tarjetas de residencia permanente (green card) y autorizaciones de empleo (EAD) con dos contratistas, uno en Kentucky y otro en Missouri, “debido a la situación financiera de la agencia”, confirmó un vocero de la agencia.


Ambos contratos congelados fueron dejados en suspenso hasta el 30 de septiembre, fecha en que finaliza el año fiscal 2020. El 1 de octubre la USCIS espera contar nuevamente con fondos del presupuesto aprobado por el Congreso para el año fiscal 2021, pero advierte que, al no tener suficientes ingresos, el problema persistirá en los meses venideros.

De mal en peor


A los problemas derivados del término de contratos y la pandemia, la USCIS enfrenta el dilema de suspender el 70% de su plantilla (13,400 empleados) si al 30 de agosto el Congreso no le autoriza una partida presupuestaria de $1,200 millones.


La crisis fue advertida en mayo cuando la dependencia solicitó dinero al legislativo para costear su funcionamiento hasta finales del año fiscal 2020 (30 de septiembre).

La mayoría demócrata de la Cámara de Representantes asegura que la USCIS proyecta terminar el año fiscal 2020 con un superávit y un saldo suficiente para pagar a sus empleados por el resto del año fiscal, por lo que la suspensión administrativa no se justifica.


La USCIS dijo el miércoles a Univision Noticias que “al 28 de julio, aproximadamente 13,400 empleados recibieron notificación de que, sin la intervención del Congreso, serán suspendidos administrativamente a partir del 30 de agosto”.

“Si lo hacen, las demoras serán todavía más graves de lo que estamos viendo ahora”, dijo Guerrero.


De acuerdo con la herramienta que mide el tiempo de procesamiento de USCIS, el formulario I-765 (permiso de trabajo) se demora hasta 13 meses en ser procesado en la oficina regional de California. En otras el tiempo de procesamiento es menor.


Fuente: Univision

1 view0 comments