Search
  • claraperez457

¿Puedo viajar fuera de EEUU si tengo visa, TPS o DACA? Te explicamos lo que necesitas



Las buenas noticias sobre vacunas contra el covid-19, el levantamiento de algunas restricciones de viaje y la cercanía de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, despiertan el interés de millones de personas por viajar fuera de Estados Unidos, incluso de inmigrantes.


La pregunta es: ¿pueden los extranjeros hacerlo? Abogados consultados por Univision Noticias advirtieron que, si bien pueden hacer planes de ir a ver a familiares en sus países de origen o planear unas vacaciones de fin de año, antes de dar un paso averigüen si necesitan una autorización pasa poner un pie fuera del país.


“Y aunque la tengan en su mano, no existe ninguna seguridad de que al regreso lo dejen entrar”, advierte José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami (Florida). “La decisión para dejarlo entrar depende de la discrecionalidad del agente del CBP (Oficina de Inmigración y Control de Aduanas) que lo reciba en el puesto fronterizo”, recuerda.


El permiso de salida


En el caso de inmigrantes indocumentados protegidos por la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y con un Estatus de Protección Temporal (TPS), “deben gestionar un Permiso de Ingreso Anticipado por medio del Formulario I-131 (Solicitud de Documento de Viaje)” ante la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), explica Nelson Castillo, un doctor en derecho migratorio que ejerce en Los Ángeles (California).


“Sin ese permiso no pueden salir de Estados Unidos las personas con TPS o DACA”, advierte. “Si lo hacen, abandonan automáticamente su estatus legal de permanencia y na no los dejarán entrar nuevamente”.


“Y tampoco pueden cometer faltas o crímenes estando afuera”, añade. “Porque si lo hacen pueden convertirse en inadmisibles y, aunque tengan el permiso de reingreso, les negarán la entrada”.


Castillo dijo además que, si la persona gestionó la autorización de viaje y se la otorgaron, al regreso “retoma el estatus migratorio que tenía. Pero debe tener en cuenta que la gestión del permiso demora tiempo, la entrega del documento es discrecional, puede que el gobierno se lo niegue, están siendo muy rigurosos y solo lo otorgan bajo ciertas excepciones”.


“Usted debe tener una buena razón para salir, una emergencia, un motivo humanitario. Y le aconsejo que antes de enviar el formulario, hale con un abogado para averiguar si califica y si le conviene o no salir del país, porque pueda que tenga antecedentes o deportaciones que impedirán su retorno”, apuntó.


Solo si tiene una emergencia


Guerrero señala que “si no tiene una emergencia, es mejor que no viaje, no salga de Estados Unidos”. E insiste en que el retorno no depende del permiso de salida, sino de la “discrecionalidad del funcionario que lo recibirá en el aeropuerto o en la garita de la frontera”.


La USCIS indica que solo otorgará permiso adelantado para viajar fuera de Estados Unidos a receptores de DACA “de acuerdo con las nuevas guías, que establecen la determinación de que el permiso adelantado se concede por razones humanitarias urgentes o beneficio público significativo de conformidad con el estatuto gubernamental”.


Indica además la obtención del permiso “no está garantizado” y que en todos los casos “los extranjeros aún estarán sujetos a inspección migratoria en un puerto de entrada para determinar si son elegibles a volver a entrar a Estados Unidos”.


La agencia federal dice además que “la determinación de otorgar permiso adelantado a un extranjero es total discreción de USCIS y deberá hacerse según cada caso individual”.


Las razones válidas


La misma USCIS da una lista de razones válidas que toma en consideración para otorgar un permiso adelantado:


MOTIVO PARA VIAJAR:


· Viajes para apoyar los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos; · Viajes para apoyar los intereses de aplicación de las leyes federales de Estados Unidos; · Viajes para obtener tratamiento médico para mantener la vida, que no esté disponible de otra manera para el extranjero en Estados Unidos, o · Viajes necesarios para apoyar la seguridad inmediata, bienestar, o cuidado de un familiar inmediato, particularmente de hijos menores de edad del extranjero.


“Las mismas recomendaciones rigen para los inmigrantes protegidos por un TPS”, dice Álex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles (California). “Deben pedir un permiso. Y si se los otorgan, eso no garantiza el reingreso. Cuando vuelvan un agente del CBP será quien, en uso de su discrecionalidad, le dará o no la autorización para reingresar al país”.


Guerrero, por su parte, advirtió que los TPS de algunos países vencen en enero y que los beneficiarios del programa deben consultar con sus abogados si pueden viajar viera del país.


En cuanto a los inmigrantes con visas de turismo o negocios (B1/Bs), Gálvez dijo que, si están dentro del país y quieren regresar a sus países, “existe la probabilidad de que ya no puedan reingresar debido al avance de la pandemia que amenaza con volver a sellar las fronteras”.


En cuanto a los inmigrantes profesionales extranjeros con visa H-1B, Gálvez dijo que, si les renovaron la visa y quieren salir de Estados Unidos, “recuerden que deben estampar la nueva visa en el pasaporte y para ello requieren de una entrevista en el consulado de Estados Unidos”.


“Pero los consulados y las embajadas no están dando citas debido a la pandemia del covid-19”, advirtió. “Están cerrados y solo procesan solicitudes para personas que demuestren que están dentro de la lista de viajeros esenciales. Por tanto, si ya le renovaron la H-1B y no sale del país, puede permanecer tranquilo que no incurre en ninguna falta”.


Además de extranjeros esenciales, entre ellos quienes trabajan en el área de salud o abastecimiento de la cadena alimenticia, la frontera no está restringida para:


LAS FRONTERAS ESTÁN ABIERTAS PARA:


· Los residentes legales permanentes; · Cualquier extranjero que desee ingresar a Estados Unidos con una visa de inmigrante como médico, enfermero u otro profesional de la salud, para realizar investigaciones médicas u otras investigaciones destinadas a combatir la propagación de covid-19 o para realizar un trabajo esencial para combatir, recuperarse o aliviar los efectos del brote de covoid-19, según lo determine el Secretario de Estado, el Secretario de Seguridad Nacional o sus respectivos designados; y cualquier cónyuge e hijos solteros menores de 21 años de cualquier extranjero que esté acompañando o siguiendo para unirse al extranjero; · Cualquier extranjero que solicite una visa para ingresar a los Estados Unidos de conformidad con el Programa de Inversionistas Inmigrantes EB-5; · Cualquier extranjero que sea cónyuge de un ciudadano de los Estados Unidos; · Cualquier extranjero menor de 21 años y que sea hijo de un ciudadano de Estados Unidos, o que sea un posible hijo adoptado que intente ingresar a Estados Unidos de conformidad con las clasificaciones de visa IR-4 o IH-4; · Cualquier extranjero cuya entrada sea más importante para los objetivos de aplicación de la ley de Estados Unidos, según lo determine el Secretario de Estado, el Secretario de Seguridad Nacional o sus respectivos designados, según una recomendación del Fiscal General o su designado; · Cualquier miembro de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y cualquier cónyuge e hijos de un miembro de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos; · Cualquier extranjero que desee ingresar a los Estados Unidos de conformidad con una visa especial de inmigrante en la clasificación SI o SQ, sujeto a las condiciones que el Secretario de Estado pueda imponer, y cualquier cónyuge e hijos de cualquier individuo; o · Cualquier extranjero cuya entrada sea de interés nacional, según lo determine el Secretario de Estado, el Secretario de Seguridad Nacional o sus respectivos designados.


No solo los extranjeros no inmigrantes deben tomar precauciones si viajan durante las fiestas de fin de año. “Los residentes legales permanentes (LPR) pueden hacerlo libremente, pero deben procurar llevar su pasaporte vigente. Incluso los ciudadanos estadounidenses”, recomienda Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas (Texas).


“Y deben procurar tomar todas las medidas de salubridad necesarias para evitar contagiarse de covid-19 o contagiar a otras personas”, indicó.


Dijo además que, en el caso de los turistas mexicanos, “si salen por tierra no pueden regresar por la misma vía, sino que deben hacerlo por avión”.


Barrón recomendó además a cada extranjero que planea viajar en estas fiestas “que cada uno mida su estatus migratorio” y verifique si tiene permiso, pasaporte vigente o visa. Y tenga en cuenta que el trámite puede demorar más de 150 días.


“Y si por alguna razón estando fuera necesita un trámite consular, recuerde que están cerrados por la pandemia”, anotó.


¿Indocumentado? No salga


Los abogados consultados por Univision Noticias dijeron que los indocumentados “por nada en el mundo” se les ocurra salir del país porque pierden automáticamente su derecho de permanencia en estados Unidos.


“Les cae encima la Ley del Castigo”, advierte Gálvez.


Aprobada por el Congreso en 1996, la Ley del Castigo sanciona con 3 años fuera si la permanencia no autorizada pasa de los 180 días.


Pero si la permanencia indocumentada es mayor a 365 días, el castigo se eleva a 10 años.


Al término del plazo estipulado por la legislación, el inmigrante debe iniciar un complejo proceso consular para obtener un perdón y una autorización de entrada legal a Estados Unidos.


Si el indocumentado deportado decide volver sin permiso y es arrestado, incurre en un crimen (reentry) castigado con cárcel y la prohibición de por vida para regresar al país.

Fuente: Univision

3 views0 comments