Search
  • claraperez457

USCIS cambia de reglas y bloquea residencia para ciertos beneficiarios de TPS



La Oficina de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) anunció un cambio de reglas que afecta a algunos beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) y que les impide ajustar su estatus legal y obtener su tarjeta de residencia permanente sin salir del país.


Antes de esta nueva normativa, las personas amparadas por el TPS solicitaban un permiso de viaje conocido como “advance parole” que les permitía salir del país y regresar a EE.UU. y ser considerado inspeccionado para propósitos migratorios.


Ahora, según la disposición del USCIS, denominada actualización del manual de políticas de la agencia, se elimina la capacidad de ciertos beneficiarios del TPS para ajustar su estatus migratorio.


“La nueva regla dice que si usted sale con TPS e ingresa con su permiso que le dio el gobierno se queda sólo con TPS, ya no le sellan su pasaporte y no puede arreglar sus papeles en territorio estadounidense”, explica al Washington Hispanic, el abogado Gunther Sanabria.


“Sabemos que este gobierno no quiere el TPS. Sea que acabe en enero de 2021 o se logre extender, este amparo va llegar a su final”, afirma el abogado, quien recomienda buscar asesoría legal e iniciar cuanto antes cualquier trámite migratorio pendiente porque las leyes están cambiando con frecuencia.


CARECEN se suma a demanda


Ante esta situación, la organización CARECEN junto a siete personas afectadas con este cambio en las reglas presentaron una demanda contra el gobierno del presidente Donald Trump ante el tribunal del Distrito de Columbia.


Los abogados que presentaron la demanda argumentan que el director interino del USCIS, Ken Cuccinelli no tenía la autoridad para realizar los cambios y por lo tanto son ilegales.


“Cuccinelli no fue instalado legalmente como director interino, por lo tanto ninguna de sus políticas son válidas. Además estamos solicitando ante la corte que USCIS dé marcha atrás en la nueva política porque es un ataque a las personas que sí tienen la capacidad de regularizar su estatus migratorio”, señaló al Washington Hispanic, Abel Núñez, director ejecutivo de CARECEN.


Hasta el momento no se ha recibido respuesta a la demanda por parte del gobierno, solo un anuncio en el que USCIS reiteró que adopta la decisión de la Oficina de Apelaciones Administrativas que sostiene que “un viaje –o salida del país con permiso- no satisfice el requisito de elegibilidad de ‘inspeccionado y admitido o con permiso de permanencia temporal’ para obtener ajuste de estatus”. Además reitera que los beneficiarios de TPS que viajen con un documento de viaje válido expedido por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) retienen el mismo estatus de inmigración a su regreso.


“Por ahora, queremos ver cómo la corte va interpretar nuestra demanda y la respuesta del gobierno”, indicó Núñez. Se pueden presentar varios escenarios, que el gobierno quiera negociar para evitar ir a corte, que acepte que hubo un error o que quiera pelear en corte”, agregó.


“Esta demanda manda un mensaje muy claro, que EE.UU. es un país de leyes  y que eso aplica también al gobierno.  Y que no se puede jugar con la vida de las personas sólo por razones políticas”, finalize el director ejecutivo de CARECEN.


De acuerdo con datos del Servicio de Investigación del Congreso, en Estados Unidos hay alrededor de 436,000 personas amparadas por el TPS. De ellas, el 90% son originarios de El Salvador.


Fuente:

0 views0 comments